Prensa

José F.A. Oliver

Críticas (selección)

„Indiscutablemente hay aquí una intelegencia que pide la palabra y nos recuerda en su independencia y sustancia poética al joven Enzensberger, o a Rühmkorf. Estamos, pues, ante un talento sui generis, un poeta de dignidad, acabadamente propia, un escritor de seriedad poco común (…) Es evidente que, sin temblar al hacerlo, Oliver ha podido convertir su lengua en ingévido instrumento para captar el temblar de su existencia.

Para ello contaba simultáneamente con la libertad y la amenaza, coincidencia favorable a la literatura (y quizá desfavorable a la vida). Así es que Oliver no solamente hace malabarismos con las palabras, valiéndose de su polisemia, y escribe por ejemplo begastet (que evoca „copulación con“ y „huésped“, entre otras posibles asociaciones), Heimatt (evocando al menos „tierra natal“ y „opaca“), bäuchechristend (juego de palabras entre „cristeando“ y „con el vientre“), recht zu fertigen („para justificar“/ „con el derecho de terminar algo“), sino que es capaz también de crear un espacio interior silencioso. Muchos de sus poemas están sumergido en aquel silencio al que se refería Walter Benjamin cuando sentenció que no podía comprender poema alguno, aquél que afirmase comprenderlo. Oliver, que se ha nutrido de Friederike Mayröcker, Paul Celan y Federico García Lorca, otorga un peso propio a las palabras, o las toma en su sentido propio, de forma tal que los contenidos son transportados con la levedad de las alas de una mariposa (…)

No es este el caso de un capricho verbal notablemente articulado, un cincelado artificial. Por el contrario, este escritor sabe exactamente qué y de qué manera las palabras significan. Su poema rapsódico „en el costillar de un día“ es formalmente perfecto en su estructura ondular; allí se engranan íntimamente la agresiva fuerza que acomete adelante y la visión contemplativa hacia atrás. Allí el salmo y el sermón alternan y se sostienen mutuamente en suspenso. No hay muchos capaces de lograr algo así en estos tiempos (…)

En el sustrato de la literatura de José F.A. Oliver subyace una biografía complicada. Pero él no la expone, sino que la disuelve en verbo, en palabras, ora con rigidez, ora con brutalidad, ora con ternura. No nos conduce hasta la cantera de sus vivencias, sino que talla las piedras verbales hasta hacerlas resplandecer. Entre fugas y cantigas de amor de extrañas reminiscencias arcaícas, este escritor alcanza notas quemantes en su laconismo:

Extraño// por fuera/ busco comprensión/ para lo extraño// sin / acordarme/ de lo extraño/ por dentro. (Fremd// von außen/ suche ich Verständnis/ für das Fremde// ohne/ mich zu erinnern/ an das Fremde/ im Innern)“

(Fritz J. Raddatz, DIE ZEIT, Alemania)

 

„Intérprete de dos mundos: José Oliver, uno de los poetas alemanes contemporáneos más importantes“

(El Mercurio, Santiago de Chile)

 

„José F.A. Oliver. Se trata de una singular voz de la poesía contemporánea en lengua alemana“

(Caretas, Perú)

 

„Oliver: un poeta de muchas voces.“

(El Deber, Sta. Cruz de la Sierra, Bolivia)

 

„La poesía de Oliver seduce y convoca a todos. No sólo a quienes lo leen, sino a quienes lo escuchan.“

( El Sol, Lima, Perú)

 

„Oliver, poeta escindido entre Alemania y España“

(La Jornada, Ciudad de México)

 

„Oliver es un maestro del poema breve“

(El Informador, Guadalajara, México)

Entrevista. El País. 2002